martes, 5 de febrero de 2013

Clásicos renovados,las sillas por excelencia...

Después de un fin de semana intenso, empapándome de diseño tuve la necesidad de mostraros parte de lo que a partir de ahora me va ha rodear día a día.(puro diseño!)
Estas sillas son mis iconos de la moda en Diseño de Mobiliario y aquí esta su historia en plástico y madera...

Side Chair DSW Diseñada por los hermanos Charles y Ray Eams en 1950.
La original, pero renovada silla,ahora fabricada en materiales ecológicos. La silla  Eams   con sus formas  orgánicas y sofisticadas la hacen totalmente versátil,pudiendo formar parte de salones,comedores o despachos.
La elegancia de las patas,de madera de maple la hace esencialmente apropiada para estancias con una decoración tradicional.
La carcasa de esta pieza es de polipropileno, que es 100 por ciento reciclable. Las varillas de unión entre sus patas tienen un cromado  trivalente que reduce los problemas ambientales y de salud asociados con otras formas de cromado.

.



La silla 3107, más conocida como la "serie 7" de Ame Jacobsen para Fritz Hansen es una  de las sillas más populares en la historia del diseño con más de 6 millones de piezas reproducidas desde que salió al mercado en 1955.Cada una de ellas fabricada por Fritz Hansen, la compañía de mobiliario danesa que tuvo una larga y exclusiva relación con el arquitecto y aún hoy produce una gran cantidad de sus diseños.
Una silla apilable de cuatro patas que puede ser vista como la culminación de la utilización de la técnica del laminado.Una técnica depurada a la `perfección durante los años veinte y treinta por Sren C. Hansen , el nieto del fundador.



La propuesta fue creada por el diseñador estadounidense Eero Saarinen, de origen finlandés y con una fuerte impronta europea, que adquirió en uno de sus largas estadías en el viejo continente.

De vuelta en EEUU cultivó una fuerte amistad con los hermanos Eames y Florence Knoll (creadora de la marca de diseño homónima). Luego de varios trabajos destacados como arquitecto, en 1957 Saarinen le presentó, a través de la firma de su amiga Florence, la línea Tulip.


Desarrollada con una economía de espacio, la línea se destaca por desprenderse de la ideas de patas (tanto las diversas sillas como las mesas tienen un sólo pedestal). El color y los materiales también marcan un ascetismo y una economía de diseño, que logra una unidad de estilo entre todas sus piezas. El detalle de personalización de cada pieza lo aporta el tapizado, que tiene todas las variantes que las telas y el cuero le pueden aportar.


La silla Wishbone es quizás la obra más famosa de Wegner. Una silla de comedor  ligera, atractiva y cómoda con la característica forma de Y en su respaldo. La silla es un triunfo de la artesanía con un diseño sencillo y líneas limpias. A pesar de la apariencia simple de la silla lleva más de 100 pasos para concluir en uno solo. Entre otras cosas, el asiento tejido a mano consta de más de 120 metros de cable de papel. Hans J. Wegner diseñó la silla Wishbone para Carl Hansen & Son en 1949 y ha estado en producción continua desde 1950.

Con la sensación de estar rodeada de todos estos genios, y sus diseños me despido hasta la próxima!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario